logo
img
img
Recibe más información
10 consejos para tener una buena relación con tu jefe

En Tierra y Armonía sabemos lo importante que es para ti contar con un equilibrio en todas las áreas de tu vida. Con una buena planeación en tus actividades diarias, puedes enfocarte en fortalecer aquellas relaciones que son básicas para alcanzar ese balance del que hablamos. 

Es por ello que hoy te compartimos tips importantes para que tus talentos y tus habilidades trabajen aún más a tu favor en la relación que tienes con tu jefe:

Ser Atento: Recuerda que aquello en lo que te concentras es lo que crece a tu alrededor. Si desde tu interior reflejas una actitud positiva, naturalmente la gente captará el mensaje. No se trata de decir cosas que no sientes o tener actitudes que no vayan contigo o que sean deshonestas. Es aprender a tener una buena relación en tu trabajo con quienes te rodean y entender la personalidad de cada uno. 

Deja de quejarte. ¿Te pagan poco, trabajas mucho, y nadie reconoce tus logros? Emplea esa energía en buscar soluciones a los problemas que hay en torno a tu trabajo y el incremento de sueldo y el reconocimiento llegaran luego. En vez de llorar por los clientes que la empresa ha perdido, prepara enfoques distintos para que el valor de la iniciativa trabaje a tu favor. 

Siempre puedes dar un poco más cuando hayas terminado todo lo que tu jefe te ha asignado. Intenta colaborar más allá de tus responsabilidades. Trata la lista de cosas que tienes que hacer en el trabajo como un plato de tu comida favorita; devórala y degústala. Y cuando lo hayas terminado, pide postre (alguna tarea extra) al jefe y dile que todavía continúas teniendo hambre de éxito.

¿Cuáles son tus aspiraciones? Tu jefe conoce realmente lo que te motiva en tu trabajo. ¿Es el dinero?, ¿la satisfacción profesional?, ¿la opción de escalar a posiciones de más responsabilidad? Piénsalo bien y haz partícipe a tu jefe de tus aspiraciones.

¿Cuáles son sus expectativas?¿Qué espera tu jefe de ti? Comunícale que te gustaría tener por escrito sus expectativas de todos tus cometidos a corto y medio plazo (a largo plazo sería ideal también). Mantendrás una relación más saludable con tu jefe siempre y cuando sepas que espera de ti. Proponle una reunión mensual de 30 minutos para discutir no sólo acerca de sus expectativas, sino también tus aspiraciones.

¿Qué estilo tiene? Cada jefe posee su propio estilo: los hay autoritarios, democráticos, asesores, o incluso complacientes. Si conoces el estilo del tuyo, eso te ayudará a entender mejor sus acciones y te dará una idea de como compenetrarte mejor con él.

Conoce tu talento. ¿Tu jefe te ha asignado un trabajo cuya labor es la de estar sentado enfrente del ordenador en un cuarto oscuro, cuando a ti lo que realmente te gustaría es estar visitando clientes? Quizás tengas una solución a tu problema si le comunicas lo que realmente te gustaría hacer; los dos saldrán ganando.

Gánate su confianza a base de trabajo, resultados, y compañerismo. Nunca vayas hablando mal de tus compañeros al jefe porque crearás un ambiente negativo y poco productivo. Hazle saber que tú estás ahí para conseguir juntos objetivos comunes. Tu jefe te necesita más de lo que piensas. El resultado de tu trabajo se reflejará en sus éxitos.

Construye propuestas La tendencia natural sea la de ceder ante todas las proposiciones que realiza tu jefe, sin embargo, no dudes en ofrecer alternativas si ves que algo que puede ser hecho de manera distinta. Se dará cuenta de que tienes la capacidad y la valentía de presentar tus opiniones siempre y cuando éstas las realices de una manera respetuosa.

Recuerda que su trabajo no es nada fácil. Tiene la presión de otro jefe por encima, de administrar a varios subordinados (con los mismos o más problemas que tú), y de intentar que el negocio salga adelante. Cuando consideres prudente puedes felicitarlo por algo que él valore y fomentar una relación optimista con él.

Todos podemos aprender a mejorar las relaciones personales… es cuestión de entender las expectativas del otro, saber bien qué es lo que deseas tú y encontrar puntos en común que beneficien a ambas partes.

 

CONOCE NUESTROS 7 MODELOS