logo
img
img
Recibe más información
3 tips para influir en las personas

Las experiencias en las que nos enfocamos para incrementar el nivel de vida que todos deseamos, abarcan muchos aspectos. El de las relaciones interpersonales es un ámbito de los más importantes. Por ejemplo: cuando adquieres una casa para ti, es necesario ponerte de acuerdo con tus seres queridos en todos los aspectos que estarán eligiendo próximamente:  el numero de habitaciones; la zona en donde estará tu vivienda, que se encuentre cerca de las principales vías de accesola seguridad del desarrollo, etc. Por ello, queremos compartir contigo 5 tips para desarrollar la habilidad de encontrar puntos en común en una negociación:

1. Conócete a ti mismo: Mucha gente ha comprobado que este simple refrán es esencial para la construcción de buenas relaciones. Si no conoces tus propias necesidades, lo que quieres, tus preferencias y limites, te arriesgas utilizando las relaciones como una fuente para tu propia validación, lo que fácilmente puede llevar a una relación pegajosa, posesión agresiva, manipulación, u otras enfermizas razones para querer estar con otras personas. Conocerte a ti mismo te permite ser una fuerza positiva, en lugar de una fuerza destructiva y pesimista,  y serás capaz de celebrar los triunfos de los demás, sus logros, y fuerzas, en lugar de tenerles resentimiento. Siempre nos sentimos atraídos por la gente que nos hace sentir bien con nosotros mismos y al final, ésta es la habilidad número uno para mejorar nuestras relaciones con los otros.

2. Identifica las necesidades de la otra persona: Otra técnica importante para mejorar las relaciones es ponerte en los zapatos de los demás. Es imposible el saber exactamente las motivaciones, razones y acciones de la otra persona hasta que mires con atención y escuches con el corazón abierto. Es fácil descartar a una persona porque han hecho o dicho cosas con las que no estamos de acuerdo o porque nos sentimos heridos en un nivel superficial y preferimos lamer nuestras propias heridas en lugar de observar los motivos reales que se encuentran debajo de la intención. ¿Es posible que tus propias reacciones causen que otras personas reaccionen contra ti en un modo que hace las cosas más difíciles entre ustedes? Por ejemplo, si continúas empujando a alguien que es un hablador reacio a exponer sus sentimientos sobre ti, y terminan diciendo incluso menos, considera que has sido tan insistente que has ocasionado que la otra persona termina por callarse por completo. O, si esta persona finalmente se abre pero tu saltas directo a su garganta con tu enojo o furia ante las cosas que dice, simplemente confirmarás que callarse es lo mejor que pueden hacer a tu lado. Al contrario, intenta lo siguiente cuando sea que estés en una relación en la que sientas una confrontación, inquietud o un malentendido que se acerca entre ustedes:

  • Deja de hablar y escucha.
  • Toma un momento para digerir realmente lo que la otra persona dijo.
  • Repíteles lo que entendiste de lo que dijeron (la esencia, no palabra por palabra).
  • Continúa resumiendo lo que la otra persona ha dicho hasta que acepten que lo has captado.
  • Después comienza buscando un acuerdo en lugar de bombardearlos con lo que piensas que “no entienden”  acerca de tu parte de la historia.

3. Debes estar preparado para enfrentar las dificultades y problemas que parecerán dentro de las relaciones. Si dejas que los problemas en una relación se acumulen es como una receta para los malentendidos y el enojo, lo cual puede actualmente, resultar en una ruptura de la relación. Habla con la otra persona abiertamente acerca de los sentimientos, problemas que tengan, y preocupaciones acerca de las cosas que han escuchado o que les han dicho. Evita juzgar en base a los chismes pero debes buscar aclarar el aire cuando alguien con quien interactúes parezca haber dicho o hecho algo que tiene resultados negativos en ti.

Cuando discutan las cosas abiertamente, no hay necesidad de confesar todos tus pecados y contarle toda la historia de tu vida. Se discreto acerca de lo que dices y ve al punto. Inventar historias tristes para que los demás sientan pena por ti no tiene un efecto duradero.

CONOCE NUESTROS 7 MODELOS