logo
img
img
Recibe más información
5 prácticas que perjudican tus finanzas

Cuando se acerca el final de un año, la tentación de culpar a factores externos por no haber alcanzado una meta puede llegar a nublar nuestra visión. Alcanzar el sueño de tener tu propia casa es un gran reto y también puede convertirse en una gran satisfacción para ti y es importante que sepas que está en tus manos hacerlo realidad.

Elegir el numero de habitaciones que tenga tu propia vivienda, que se ubique dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara y que las amenidades cubran las expectativas de juego y tiempo libre que tu familia tiene son solo tres de las grandes metas que podrás alcanzar en uno de los desarrollos que Tierra y Armonía tiene para ti. 

Tener buenos hábitos financieros te llevará a sentirte más seguro en el tema del dinero por lo que en este día te compartimos 5 focos rojos que pueden estar frenándote: 

1) Usas tu tarjeta de crédito como dinero extra
Aclaremos algo: tu tarjeta de crédito es un medio de financiamiento. Todo lo que compres con ella tendrás que pagarlo eventualmente y, a veces, con cierto costo extra (intereses). Si utilizas tu plástico a fin de mes para sobrevivir, definitivamente estás haciendo algo mal.
Al siguiente mes deberás pagar el monto gastado más los respectivos intereses. En el largo plazo, esto tiene un efecto “bola de nieve” que absorbe tu ingreso. Con este hábito, siempre deberás por adelantado una parte de tu sueldo.

2) Tu ingreso dura pocos días en tus manos
¿Frecuentemente te quedas sin dinero a los pocos días de recibirlo o sobrevives sólo con una cantidad mínima? ¿Te has preguntado qué pasaría si tuvieras un imprevisto? Recuerda que el dinero nunca te va a sobrar al final de la quincena o del mes. Desde antes de gastarlo realiza un presupuesto de cómo planeas optimizar tus recursos.

3) Necesitas ayuda para pagar tus gastos
Dado que tu ingreso dura pocos días, necesitas que tu familia, amigos o pareja te ayuden a cubrir tus gastos. Tal vez haya ocasiones en las que esto pase porque tuviste que cubrir algún imprevisto. Pero, si pedirle prestado a tus conocidos para sobrevivir es lo recurrente, indica un mal manejo de tus recursos.

4) Una emergencia sería tu apocalipsis financiero
Piensa qué harías si tienes un accidente o una emergencia médica. ¿podrías pagarlo o tendrías que recurrir a un préstamo? Si el pago de los gastos relacionados con un imprevisto sería el responsable del colapso de tus finanzas, entonces tienes que cambiar urgentemente la manera en la que te administras.

5) No tienes metas financieras
Como la frase del gato de Alicia: “si no sabes a dónde quieres llegar, entonces no importa el camino que elijas”. Este es el peor hábito de todos. Si no tienes un objetivo sobre lo que quieres lograr tu dinero, no tendrás razón alguna para cambiar. Elige una meta y trabaja tus finanzas alrededor de ella.

No olvides que los seres humanos somos seres de hábitos y que las cosas que repetimos día a día es lo que nos acerca o nos aleja de nuestras metas. El dinero puede ser un gran aliado si planeas con tiempo tus gastos. 


Vía Forbes.com.mx

CONOCE NUESTROS 7 MODELOS