logo
img
img
Recibe más información
6 mitos a derribar sobre los créditos hipotecarios

Cuando piensas en adquirir tu propia vivienda, seguramente piensas también en las opciones financieras a las que puedes acceder para hacer realidad tu sueño. Comprar una casa que este cerca del periférico, que tenga los espacios que tú necesitas y con las amenidades que hagan el complemento perfecto para tener tu casa ideal es una realidad más cercana a ti de lo que imaginas.

Si estás pensando en un crédito hipotecario, puede pasar que las experiencias de otras personas o lo que has escuchado “por ahí” con respecto a un préstamo te llenen la cabeza de dudas y no favorezcan tu decisión. Es importante que cuentes con la mejor información y por ello, hoy te presentamos errores o mitos que se han formado alrededor de los créditos hipotecarios para que tomes una mejor decisión: 

Mito 1: Una tasa de interés baja es lo más importante
No necesariamente. En un crédito hipotecario hay más factores que debes tomar en cuenta para encontrar el que más te convenga; por ejemplo el monto que requieres. A veces tu necesidad de financiamiento no coincide con la tasa más baja. 
Dentro de un crédito, además de la tasa de interés se deben pagar: seguros de vida, de desempleo, comisiones mensuales, comisiones de apertura y avalúos. Hay bancos que ofrecen tasas de interés muy bajas, pero las comisiones que cobran y los seguros que se tienen que pagar son muy altos. Estos efectos generan que el crédito en conjunto sea caro.
La mejor manera de comparar un crédito es por medio del CAT, pues toma en consideración todas las variables del crédito incluyendo la tasa de interés.
El CAT es el indicador que resulta de todos los pagos del crédito, por lo que es el mejor indicador a la hora de comparar cuál es el que más nos conviene. Entre más bajo sea el CAT es mejor el crédito. No te guíes por la tasa de interés. 

Mito 2: Es el más caro de todos los créditos
Falso. Si revisas tus tarjetas de crédito, préstamos de nómina o automotrices, te darás cuenta que, en la actualidad, el crédito hipotecario es uno de los más competitivos. El promedio de las tasas de interés hipotecarias llegó en marzo de 2017 (dato más reciente) a 11 por ciento, por lo que si se trata de un crédito es mucho mejor invertir en un bien raíz que gastarte tu dinero de las tarjetas por bienes más perecederos como ropa, televisiones o incluso autos. 

Mito 3: Lo tendré que pagar por el resto de mis días

Falso: Los créditos hipotecarios en México se pagan en promedio en nueve años y se ha comprobado que la mayoría de las personas, aun las que toman un plazo de 20 años, concluyen el pago de su hipoteca antes, lo que incluso abre la oportunidad de comprar un nuevo inmueble o cambiar el actual por uno mejor. En este esquema, tienes la posibilidad de solicitar hasta 2 o 3 créditos hipotecarios a lo largo de tu vida. Todos los créditos hipotecarios en la actualidad te permiten hacer prepagos a capital sin ninguna penalización.

Mito 4: Es muy difícil obtenerlo, sólo es para asalariados

Falso. La diversificación de los créditos hoy permite que un independiente o un asalariado puedan obtener un crédito hipotecario. En el caso de los independientes será importante presentar estados de cuenta de sus tarjetas de débito, tarjetas de crédito y tener un buen historial crediticio. Para los asalariados, es suficiente con sus recibos de nómina y un buen desempeño de crédito. No importa a que te dediques, mientras tu actividad sea formal hay opciones para ti!

Mito 5: No hay opciones para jóvenes
¡Sí existen! Hoy hay productos hipotecarios de la banca que puedes tramitar desde los 25 años de edad; planea tus finanzas, genera un buen historial crediticio y elige el inmueble que más te convenga.

Mito 6: Es forzoso tener un historial crediticio
Falso. En la actualidad, si no cuentas con un historial crediticio, hay opciones de la banca que puedes tomar. Usualmente te pedirán un enganche más alto y tal vez te otorguen un crédito que tenga una tasa de interés mayor, pero la opción sí existe. Si necesitas un historial crediticio con determinado banco, puedes tramitar una tarjeta de crédito con ellos. De esta manera puede que te resulte más sencillo contratar tu hipoteca. Si no sabes muy bien qué tipo de tarjeta necesitas, puedes utilizar un comparador financiero en línea para conocer las diferentes opciones que hay en el mercado y encontrar la mejor para ti.

Vía comparaguru.com, el financiero.com.mx
 

CONOCE NUESTROS 8 MODELOS