logo
img
img
Recibe más información
¿cuánta azúcar debes consumir diariamente?

Cuidar tu calidad de vida es un hábito que si lo mantienes a lo largo del tiempo se refleja no solo en tu vida sino en la de quienes te rodean. En Tierra y Armonía sabemos que los pequeños detalles son los que van formando una rutina positiva y por tanto, nos enfocamos en crear desarrollos que te permitan vivir cerca de las principales vías de acceso de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

De esta forma, puedes disfrutar de amenidades y áreas dedicadas al esparcimiento y el deporte sin salir de la seguridad de tu fraccionamiento.  Desarrollando actividades que te generan un beneficio, se va creando una serie de pequeños hábitos que si los miras en su conjunto elevan tu calidad  de vida al nivel que siempre has esperado.

Desarrollar el hábito de la alimentación es un pequeño gran paso y por ello hoy queremos platicar de un protagonista que todos los días esta presente en nuestra alimentación: el azúcar.

Los azúcares son hidratos de carbono con sabor dulce que proveen energía al organismo.

Cuando vemos en los ingredientes de un producto la palabra “azúcar”, puede referirse a una amplia gama de sustancias, no sólo a la que usamos como azúcar de mesa. Está incluida la glucosa, fructosa, galactosa (que son monosacáridos) y sacarosa, lactosa y maltosa (que son disacáridos).

Los monosacáridos los asimilamos rápidamente sin necesidad de digerirlos, y por lo tanto pasan directamente a la sangre, lo cual no es lo más saludable. Los disacáridos sí necesitan ser digeridos (la lactosa de la leche es particularmente difícil de digerir). Cuando un gran número de moléculas de glucosa están químicamente unidas, como en el almidón de los cereales, se requiere de un proceso de digestión más complejo, evitando así la elevación rápida de glucosa en sangre.

Un exceso en la cantidad consumida de azúcar y no utilizada por medio de ejercicio, hace que se convierta en grasa y se acumule en el cuerpo.

¿Sabías que a principios del siglo XX una persona consumía un promedio de 10 kg de azúcar por año y a finales del siglo la cifra se disparó a 50 kg por año?

La recomendación que la organización mundial de la salud (OMS) hace con respecto al consumo máximo permitido de azúcar es del 5% del total de las calorías diarias, esto es, 100 calorías para una dieta de 2000, lo que equivale a 25 gramos o 5 cucharadas cafeteras de azúcar por día.

Una lata de refresco de 355 mililitros contiene aproximadamente 37 gramos de azúcar, lo que implica que para endulzarla habría que ponerle unas 7 u 8 cucharadas cafeteras. Si hoy decides tomar diariamente una lata de refresco a mediodía sin cambiar ni tu dieta ni tu actividad física, al cabo de un año habrás subido casi siete kilos por el exceso de energía acumulado

Otra forma de verlo es ésta: para caminar durante una hora un adulto requiere unas 130 calorías, y un refresco aporta 150 calorías, así que si decides tomar refrescos: ¡a caminar o a engordar!

La recomendación principal es dejar de consumir alimentos o bebidas endulzadas artificialmente por tan alta cantidad de azúcar que contienen, entre ellos jugos o néctares envasados, refrescos, té helado, nieve, dulces, pasteles, galletas, pan dulce, etc. Es mejor usar productos hechos de fruta natural y preparados en casa como gelatinas, paletas de hielo, agua fresca, etc.

Igualmente es importante consumir alimentos altos en fibra para retrasar la absorción de azúcar así como carbohidratos complejos tales como cereales integrales o leguminosas (avena, maíz, trigo, frijoles, etc.)

Además, ¡no olvides hacer ejercicio con toda tu familia!

CONOCE NUESTROS 7 MODELOS