logo
img
img
Recibe más información
¿eres acumulador? (parte 2)

En Tierra y Armonía nos concentramos en hacer crecer el patrimonio de quienes eligen alcanzar el sueño de contar con una casa propia en alguno de nuestros desarrollos. Tener una vivienda en la Zona Metropolitana de Guadalajara es un sueño que es posible y que se refleja en la calidad de vida que nuestros clientes experimentan a diario.

Por ello, también nos enfocamos en lo que podemos aportar para la calidad que se tiene al interior de tu casa. Continuamos hablando sobre las cosas que se llegan a acumular y que son una oportunidad también para ordenar las ideas de la mente. A continuación otros perfiles sobre este tema:

 4. Procrastinador

Cuando dejas todo para mañana, no le das importancia a los acuerdos que haces con otros o contigo, y simplemente dejas que la vida pase (y el desorden se acumule), entonces eres un procastinador.

Recomendaciones

  • Ocupa tu tiempo sabiamente, en cosas que te llevan a tus metas.
  • Cuando tienes una lista de pendientes no las ignores. Las cosas no van a hacerse solas o a desaparecer, pero tu desorden mental si va a incrementarse, y con ello el estrés, el mal humor, la frustración y el enojo contigo mismo.
  • Usa un calendario, una lista de pendientes, rutinas claras con alguien que te apoye a revisarlas.

5. Obstáculos en el camino

A veces queremos estar ordenados y organizados en casa, pero hay cosas a nuestro alrededor que nos detienen a poder lograrlo.

Tal vez la plancha está descompuesta y tienes semanas de ropa por planchar que no has podido quitar de la sala, porque no has planchado, porque no has llevado a arreglar la plancha.

He llegado a casas de clientes en donde el mayor problema de la organización son los obstáculos en el camino. Cuadros recargados en la pared los cuales solo era necesario colgar; puertas que no se podían abrir porque les faltaba la manija, y se pudo arreglar en menos de media hora.

Son pequeñas cosas que tu mente está acostumbrado a ver en tu casa, a las cuales ya no les das importancia. Date a la tarea de hacer un recorrido por cada espacio y escaneas todo lo que ha sido un obstáculo, verás que es cuestión de tomar pequeñas decisiones que harán una gran diferencia sin tanto esfuerzo.

Recomendaciones

  • Haz un plan de tareas de cosas por hacer que están obstaculizando tu camino a organizarte.
  • Ponte fechas de realización para cada obstáculo. Tal vez necesitas comprar cosas para reemplazar las que ya no sirven. Haz una lista y tenla contigo para que cuando salgas.
  • Date alguna recompensa cuando por fin las realices.

6. Apego emocional

También están las personas que tienen muchas cosas que ya no les sirven, o no las usan, pero no pueden deshacerse de ellas porque tienen un apego emocional muy fuerte con esos objetos.

Piensa en algo que te haya regalado alguien,  y fue la cosa más espantosa, estorbosa e inútil que hayas visto, pero no te quieres deshacer de ella porque si llega a ir a tu casa esa persona y no la ve ¡no se vaya a ofender!

Los mismo sucede con las cosas que pertenecían a una persona muy querida que falleció y no te quieres desprender de ello. Lo importante es identificar el vínculo con el objeto y entender que esa persona no es ese objeto. Esa relación no está basada en ese objeto, ni ese objeto representa lo que la persona significa para ti.

Recomendaciones

  • Por ejemplo, en lugar de conservar la vajilla de 12 personas, que te regaló tu suegra, y ocupa media alacena en tu minidepartamento, pero nunca usas, puedes sacarle una foto y guardar el recuerdo de ese gran detalle, aceptando la realidad de que no puedes guardar algo que ocupa tanto espacio.
  • Haz lo mismo con los peluches que te recuerdan tu infancia, guardar uno y toma fotos a los demás. El recuerdo será el mismo.
  • Algo con lo que me encuentro en muchas casas son los recuerditos que te dan en los bautizos, primeras comuniones, bodas, cumpleaños y demás celebraciones. El problema es que la mayoría son elementos que no tienen un uso y solo ocupan espacio en muebles o vitrinas, empolvándose y quitándote media mañana en lo que los limpias.

7. Creencias y excusas

Estas son las personas que tienen muchas creencias y las usan como excusas. Tal vez sus papás eran desordenados y eso es lo que aprendieron. Tal vez creen que como nunca tuvieron la enseñanza de la organización no van a poder serlo.

Recomendaciones 

  • No te des por vencido y no te dejes llevar por lo que hacías o no antes; crea una nueva versión de ti.
  • Empieza con algo pequeño y cuando lo hayas logrado sigue con un nuevo reto.

¿Con cuál te identificaste más? ¿Tienes un poquito de todas? ¿Te cayeron muchos veintes?

Tal vez las pilas de papeles han resultado en cuentas sin pagar; o la ropa tirada en toda la casa ha hecho que las visitas sean cada vez menos; tal vez te la pasas recogiendo y no tienes tiempo de calidad con tu familia, porque estás de malas y cansada después de ese desgaste todos los días.

 

Con apoyo de Metros Cúbicos

CONOCE NUESTROS 8 MODELOS