logo
img
img
Recibe más información
¿es bueno comer carne procesada?

Alcanzar la calidad de vida que deseas para tu familia se puede lograr a través de los cambios positivos que hagas en tu vida cotidiana. La salud es la parte más importante para lograr tus sueños: de esta forma el trabajo que realizas y las actividades dependen 100% de ti y de cómo organices tus prioridades. Cuando tienes salud: todo esta de tu lado y los especialistas aseguran que mantenerte sano es el “activo” más valioso que tenemos para cumplir todas tus metas.

Por ello, en cada desarrollo de Tierra y Armonía podrás encontrar espacios especialmente diseñados para que tu experiencia sea integral y completa viviendo en el lugar que has elegido: amenidades que te permitirán mantenerte en forma: pistas de jogging, gimnasios al aire libre e incluso espacios para caminar y disfrutar de una tarde en compañía de quien tu más quieras. Todo esto y más podrás tenerlo a tu alcance.  

La alimentación también es un pilar esencial para conservar tu activo más importante. Existen ciertos alimentos que por su contenido crean polémica sobre si deben o no ser consumidos. Uno de ellos son las carnes procesadas como la salchicha. ¿Realmente es tan mala? ¿Quieres conocer de qué están hechas y cómo pueden afectar tu salud? Aquí la información:

Las salchichas tradicionales están hechas a partir de recortes de puerco, tocino, pollo y pavo, pero a menos que sean hechas en casa, es difícil encontrar salchichas que no incluyan conservadores, saborizantes y colorantes. Incluso algunas marcas que se anuncian como sanas o naturales suelen tener los mismos componentes.

El especialista en Salud Pública y Ciencia Ambiental, Marco Torres, da a conocer los ingredientes de una salchicha comercial:

  • Sal: una salchicha de 35 gramos contiene alrededor de 0.6 gramos de sal, decolorada y químicamente procesada.
  • Proteína de leche pasteurizada: ayuda a hacer la mezcla más sustancial y homogénea
  • Trifosfato de potasio y sodio: sales sintéticas que mantienen la acidez de la salchicha y permiten que la grasa se mezcle con el agua (usada también en detergentes).
  • Jarabe de maíz: alto en fructosa usado para dar un mejor sabor. El uso de esta sustancia aumenta el riesgo de diabetes.
  • Polifosfatos: actúan como emulsificadores y estabilizadores dando una mejor textura a la salchicha y evita que la grasa se descomponga. Puede provocar hiperactividad y problemas digestivos.
  • Nitrato de sodio: evita la descomposición de la carne. Este conservador está asociado a un incremento de padecer cáncer de intestino y destrucción de glóbulos rojos.
  • Almidón: da volumen a la salchicha. Generalmente proviene de las papas más baratas que son las transgénicas.
  • Carmín: es el colorante rojo más popular de los productos procesados. Se utiliza también en la producción de pinturas, tintas y cosméticos. Este colorante es peligroso especialmente en los niños provocando hiperactividad, asma e insomnio.
  • Glutamato monosódico: empleado para realzar el sabor. En dosis bajas es neurotóxico destruyendo rápidamente las neuronas del cerebro.
  • Ascorbato de sodio: forma sintética de la vitamina C que evita que la carne pierda su color rojo.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Harvard, las carnes procesadas como las salchichas, se han asociado a un aumento del 42% en el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas y un 19% a padecer diabetes.

Por estas razones y muchas otras, es recomendable eliminar por completo las salchichas de nuestra alimentación y además reducir considerablemente otro tipo de carnes procesadas como chorizo, jamón, salami, peperoni, etc.

Está en tus manos hacer pequeños cambios para formar un cambio positivo e integral en la vida de tu familia. En Tierra y Armonía tenemos la casa perfecta para ti. Tu hogar, lo formas tú con hábitos positivos. Acércate a nosotros para que puedas conocer tu oportunidad.

 

Vía Hierbabuenacocinainteligente.com

CONOCE NUESTROS 8 MODELOS