logo
img
img
Recibe más información
establece un orden en tus finanzas y compra tu propia casa

Pensar en comprar tu nueva casa te lleva sin duda, a pensar en el orden que darás a tus decisiones para hacer tu sueño realidad. Y así como haces una lista de las características que deseas que tenga tu nueva vivienda, que se encuentre cerca del periférico, que cuente con las amenidades que necesitas para disfrutar tu nuevo hogar en compañía de tu familia; que garantice tu seguridad; también es importante llevar un orden en otros aspectos para que realmente materialices tu objetivo. 

El orden en tus finanzas es otro factor a considerar. Es la piedra angular de la tranquilidad y del control para hacer realidad metas como lo es comprar tu casa. Marie Kondo es una especialista de la organización, reconocida mundialmente por su libro La Magia del Orden que ha vendido millones de copias en todo el mundo. Aunque ella se enfoca en la parte material de una casa, el método puede aplicarse para más aspectos. 

Así que en esta ocasión te compartimos 4 tips super prácticos recomendados por la especialista en finanzas, Sofía Macías que están derivados del orden que sugiere Marie Kondo. Esperamos que te sean útiles, son muy fáciles de aplicar y seguramente te ayudarán a crear más ahorro que es el principal punto para comprar tu propia casa. 

Llevar un orden en tus finanzas no sólo se trata de llevar un presupuesto impecable, también hay que pensar en lo que acumulamos o seguimos pagando de nuestro pasado despilfarrador.

1.    Saca todo lo que tengas y quédate sólo con lo que te haga feliz.

La mayoría de las cosas y servicios que tenemos son “a lo mejor y…”, “que tal si” o “por si”. Y aunque la ropa que tienes sin usar físicamente no sea un desastre (o tal vez sí), es dinero que está ahí guardado sin que le des un uso y sin generar ni siquiera recuerdos. Así mismo, los cargos por seguros que nunca pediste pero te da flojera cancelar o las suscripciones domiciliadas que te niegas a dejar de pagar “por si un día las usas”.

2.    Pregúntate, ¿en qué te estás centrando?

El dinero es para gastarse en lo que uno quiere, y si no tienes las cosas que quieres o al menos una parte ahorrada, ¿¿en qué diantres gastas tu dinero?? Si quieres amueblar tu casa, irte de viaje o comprarte un coche, no vas a poder hacerlo con tus tickets diarios del café. Visualiza tus metas y usa tu dinero para vivir, no para sobrevivir.

3.    ¿Sabes qué es lo que no te hace feliz?

Una vez que hayas decidido qué es lo que no usas y no quieres que siga haciendo bulto en tu vida, deshazte de él. La mejor recomendación es que lo vendas, no vas a poder recuperar todo el dinero que gastaste, pero sí una parte. Si no está en condiciones de venderse: dónalo, o si tienes cosas que puedan gustarle a algunos de tus amigos, aprovecha para reencontrarte con ellos y dales algo que les pueda servir.

4.    Cada que entra algo nuevo, algo viejo tiene que salir.

Una vez que hayas ordenado tanto tus cosas como tus gastos hormiga, debes de ser consciente de lo que tienes ahora, lo que necesitas y lo que te hace feliz. Si un par de botas se te cruzan en el camino espera unas semanas para ponerlas en tu presupuesto y luego comprarlas,  si sigues necesitándolas, contempla la posibilidad de deshacerte de las que ya tienes. No es forzoso, si no tienes algo de qué deshacerte, pero eventualmente llegará la tentación de acumular más y más cosas que sirvan para lo mismo y debes ser fuerte para evitarlo.

En esencia se trata de mantener en orden el costo de nuestra vida diaria para poder gastar en lo que soñamos, pero que con nuestras acciones acostumbradas aún no podemos tener. Acércate a nosotros para que descubras las opciones en viviendas que tenemos para tus propias necesidades. No postergues más el inicio de este gran sueño. 

CONOCE NUESTROS 8 MODELOS