logo
img
img
Recibe más información
¿qué puedes enseñarle a tus niños sobre finanzas personales?

Nunca es demasiado pronto para comenzar a adquirir habilidades con respecto al uso del dinero; en el caso de los niños la probabilidad de que repitan lo que vivieron en su casa con respecto a las finanzas es muy alta; es por ello que los hábitos que adopten desde pequeños serán cruciales para su futuro. Si enfrentan un mundo lleno de éxitos habrá de ayudarles para administrar la abundancia y si encuentran crisis en el camino, debemos procurar que identifiquen las rutas para salir de ella.


Los estudiosos del tema sugieren dirigir el esfuerzo hacia las actitudes de los niños y menos en los conocimientos, que pueden adquirir después. Si bien hay predisposición propias del carácter de las personas -algunos son más ordenados o pacientes que otros-, la mayor parte de la interacción con el dinero se obtiene de la experiencia en el hogar.

El ejemplo de los padres es la mejor manera de que los niños capten la importancia de mantener un orden financiero; siempre y cuando venga con reflexión para que lo asimilen e incorporen a su vida cotidiana. Es decir, hablar de los retos y las soluciones tomadas, proyectando tranquilidad y no angustia en el manejo de los recursos. 

Por ejemplo: si nos la pasamos quejándonos sobre la situación económica en casa, transmitimos frustración y contaminamos la percepción de los hijos. 

A continuación te compartimos algunos tips importantes que podrán aprender tus hijos desde pequeños, que les mostrará que el dinero es ante todo un instrumento que bien administrado, puede hacer muchas cosas positivas por ellos y por su entorno.

•    Administrar sus primeros ingresos. Los conceptos esenciales que deben aprender los niños son ingreso, ahorro y gasto. El objetivo es que aprendan a diferenciar gustos de necesidades y que sepan priorizar las segundas sobre los primeros. También es importante que sepan cómo establecer objetivos financieros a corto y mediano plazo, y cómo implementar una estrategia para lograrlo.

•    Pon el ejemplo. Muéstrale a tu hijo de qué manera ahorras. Asimismo, cada vez que compres algo por lo que has trabajado o ahorrado mucho, explícale cuánto tiempo te tomó hacerlo. Esto le dará una dimensión del valor del dinero, por lo que aprenderá a usarlo de una manera más conveniente.

•    Enséñalo a invertir. Puedes organizar un sistema dentro de casa, en el cual tu hijo te otorgue una cantidad de sus ahorros. Si espera una semana, les devolverás esa cantidad más un rendimiento extra. Aunque no lo hagan formalmente en un banco, al realizar este ejercicio, aprenderá que el esperar antes de gastar una cantidad de dinero, puede traerle un mayor beneficio.

•    Muéstrale la importancia de la puntualidad. En finanzas, la puntualidad es un punto clave. Procura que aprenda a ser formal y puntual en todos sus compromisos de dinero. 

Por ejemplo, si pide un préstamo a un amiguito o a alguno de sus hermanos, aconséjale que pagar a tiempo lo convertirá en una persona de confianza y por ello, podrán prestarle de nuevo. Enséñale la importancia de ser sujeto de crédito para adquirir bienes cuyo valor se incremente en el tiempo como su propia casa. 

Este aprendizaje le hará darse cuenta de la importancia de crear un historial crediticio sano cuando sea adulto.

•    Ayúdalo a educar sus impulsos. Existen ocasiones en que nos dejamos llevar por un impulso y hacemos una compra que no estaba planeada. Enséñale a tu hijo que adherirse a un presupuesto puede traerle grandes beneficios, y que gastar por impulso, a veces, puede mermar sus finanzas. Por ejemplo, si quiere comprar un videojuego, muéstrale que si ahorra, tal vez en un lapso de tiempo corto, podría comprarse una consola nueva para jugar.

•    Compras bien pensadas. Aunque deberás respetar sus decisiones, es importante que orientes sus compras. Explícale que debe considerar, por ejemplo, la duración del producto, si requiere mantenimiento y algunas características que denoten calidad. Así entenderá la diferencia entre bienes inmediatos y bienes duraderos. Además, aprenderá a elegir lo que más le conviene.


Vía finanzaspersonales.com.mx
 

CONOCE NUESTROS 7 MODELOS