logo
img
img
Recibe más información
sencillos tips que te ayudarán a obtener un mejor empleo

Sin importar el mes en que nos encontramos, la productividad en el trabajo es un tema que influye directamente en tus resultados y en las metas personales que alcanzarás durante el año. Si te sientes estancado profesionalmente o piensas que es momento de un cambio, estos sencillos tips pueden ayudarte a definir mejor lo que necesitas mejorar o cambiar para disfrutar el trabajo de tus sueños.

Antes de la entrevista: 

Resume tu CV. Antes de enviar tu currículum y postularte ‘debes echarle un ojo’, procura que sea claro y concreto, y que tu experiencia profesional la resumas en máximo dos hojas, para así no perder la atención del reclutador. 

Aplica para tu perfil. Una vez terminado tu CV debes postularte para empleos que soliciten un perfil que tú cumplas, es decir, aquel que solicite las habilidades y experiencia profesional similar a la tuya.

Investigación previa. Cuando programes tu primera entrevista debes investigar previamente acerca de la empresa, así como temas y noticias actuales relacionados a tu carrera o tu área.

Piensa en salarios realistas. PageGroup, firma consultora de reclutamiento especializado, recomienda que investigues el rango promedio del salario que se paga para el perfil al que aplicas o de puestos similares.

Durante la entrevista:

Muestra quién eres. Para proyectar una imagen profesional debes presentarte puntual a la entrevista, así como usar una vestimenta adecuada con el empleo al que te postulas y con la cultura de la empresa. 

Menciona tus logros. Durante la entrevista haz mención de tus logros profesionales más grandes, con datos tanto cualitativos como cuantitativos. 

Habla bien de ti. Aunado a decir tus éxitos profesionales, menciona tus metas y habilidades personales.

Sé honesto. En cuanto al dominio de un segundo idioma ten en mente siempre decir tu verdadero nivel, pues hay empresas que suelen hacer exámenes de conocimiento. Para ello debes verificar que tu manejo del lenguaje sea el adecuado para el puesto.

Confía: Siempre atrae una persona que es natural y que muestra una actitud que va de acuerdo a sus conocimientos y habilidades. Si lo consideras oportuno, puedes aportar propuestas que vayan a favor de la empresa y que reflejen tu espíritu de equipo; de esta forma el reclutador te recordará como alguien que puede dar un valor agregado a la organización. 

Con apoyo de elfinanciero.com.mx

CONOCE NUESTROS 8 MODELOS